SECCIONES

miércoles, 21 de agosto de 2013

¿Somos amigos?


Tomando como inspiración esta maravillosa ilustración de Creandyy Pedagoga (¡me encantan!), hoy les hablo de un tema bastante importante en la infancia: el desarrollo de las habilidades sociales (¡o inteligencia intrapersonal, si introducimos los conceptos de las IIMM como vimos aquí!). 

En los primeros años de vida de los peques, como estupendamente refleja la imagen, se sientan las bases de lo que será el adulto del mañana en todos los aspectos de la personalidad, incluyendo sus capacidades para establecer amistades y relaciones sociales. Por tanto, si desde edades tempranas les ayudamos a descubrir, potenciar y mejorar sus capacidades sociales, podremos crear personas abiertas, capaces de entonar con los demás, tener buen trato hacia ellos, hacer buenos amigos, y, en general, desenvolverse con facilidad en la vida social en la que estamos sí o sí inmersos. De esta manera, podremos evitar problemas de timidez patológica, miedo hacia las relaciones sociales, vergüenza, autoestima baja o extremada introversión, minimizando sus consecuencias y convirtiendo en leve algo que, de no haberse trabajado, podría haber sido un pelín más grave.

Así que, sin más preámbulos, comparto con todos ustedes una serie de juegos y actividades para hacer con peques que les ayudarán a soltarse ante los demás e ir iniciándose en el mundo de las habilidades sociales. ¡A ponerlos en práctica!



1. ¡Al que más cerca tengas!

Este juego pretende iniciar el contacto entre los compañeros. Con una música divertida, los niños tendrán que bailar por todo el espacio, y cuando esta se pare, al compañero que más cerca tenga a su vista, deberá hacerle algo: darle la mano, decirle hola, sonreírle, abrazarlo, preguntarle cómo está, darle un beso... ¡cualquier acto que incite a la relación social! Aunque al principio los peques se muestran un pelín tímidos, después, cuando se sienten en confianza, se lo pasan pipa.

2. Dibujo a ciegas

Con este juego, se potenciará el feedback y la comunicación entre compañeros. Cada vez juegan dos: uno de ellos, frente a la pizarra, deberá dibujar lo más exacta posible la imagen que el otro está observando, teniendo este último que describírsela solo con palabras. Posteriormente, se comparará el dibujo real con el de la pizarra y, entre todos, debatiremos por qué ha salido bien/no tan bien, haciendo alusión a la capacidad de comunicarse, de entenderse...

3. Toca-toca

Para este juego los niños ya deben conocerse unos a otros en lo que al físico respecta. Todo el grupo se coloca en círculo. Uno (voluntario o elegido por el profe) se pondrá en el centro con los ojos vendados. Posteriormente, se elegirá a otro compañero, el cual se situará justo delante. De este modo, el que está a ciegas intentará reconocer a su compañero simplemente palpando su cara, su pelo, sus manos...

4. ¡Globo al aire!

Un juego de puro trabajo en equipo, para el desarrollo de la cooperación conjunta.
Se trata de, una vez colocados todos en círculo, mantener un globo en el aire ya sea soplando o golpeándolo con la mano, pasándoselo de uno a otro en el sentido de las agujas del reloj, cada vez más rápido o aguantando el más tiempo posible. Si hay buena conexión en el grupo, lo conseguirán.

5. Cuento ''Amiga gallina''

Una preciosa historia sobre la amistad incondicional que nos recomiendan desde Soñando cuentos, ¡recuerda que los cuentos son una herramienta pedagógica esencial!



6. ¡Me cambio de persona!

Juego de roles, en el cual se le presentan a los niños unas situaciones que deberán representar, cada uno interpretando un papel concreto. Por ejemplo, un grupo de amigos que ha ahorrado y quieren irse de viaje, pero deben debatir a dónde; un niño que llega nuevo a un cole y quiere conocer a su compañero de mesa; un niño que no sabe solucionar un problema de Mates y pide ayuda a un amigo; dos amigos que están enfadados y los demás desean que hagan las paces; un amigo le ha perdido un juguete a otro y debe pedirle perdón... Y demás situaciones sociales propias de la vida, que ayudará a los peques a comprender cómo actuar en cada situación, pudiendo debatir luego entre todos qué actitudes eran las más adecuadas, cómo se debe hablar al dirigirse a alguien, cómo solucionar problemas o diferencias...


7. El eco

Con este juego o simulación enseñaremos a los peques que las personas actuarán con nosotros tal como nosotros actuemos con ellas, igual que el eco ''repite'' lo que decimos. Por tanto, nos pondremos por parejas, uno en frente del otro. Uno de cada pareja será el ''eco'' e imitará la forma de relacionarse de la otra. A la señal, el profe dirá ''¡ENFADO!'', y la persona hablará con la otra como si estuviese enfadada, hecho al que el eco responderá de la misma manera. Así, podemos adentrarnos en el mundo emocional, pasando por el egoísmo, la tristeza, el desprecio, hasta llegar al amor, el cariño, la tranquilidad, etc.

8. Amigo invisible

Versión adaptada del clásico juego. Pero en este caso, el regalo que cada niño debe hacer al compañero que le ha tocado es un dibujo o manualidad, algo hecho por él con ayuda de sus papis si fuera necesario. Así potenciamos los lazos de amistad entre los peques cuando se descubra quién regaló a quién y, entre todos, compartamos qué regalos hemos recibido.

9. Estatuas

El tradicional juego de las estatuas, pero por grupos. Cada vez que la música pare, en voz alta el profe dirá ''¡estatuas en grupos de X número!'', y los peques deberán formar una figura juntos, intentando mantenerse muy quietos.

10. Risas encadenadas

Todos estamos de pie formando un círculo. El primero que desee comenzar, deberá realizar a su compañero de la izquierda una mueca graciosa (con la cara y, si lo desea, el cuerpo) para hacer reír a su compañero, el cual deberá intentar mantenerse serio. Cuando se ría, este le hará otra mueca graciosa nuevamente al que le sigue, y así sucesivamente. De esta manera, crearemos un clima cálido y alegre entre los peques al hacernos reír unos a otros, consolidando la conexión y confianza entre todos.


Para concluir el post de hoy, les enlazo un artículo de Rebeca Recio, psicóloga, bastante interesante sobre cómo ayudar a los peques a relacionarse.

Si pones en práctica estos juegos, 
¡cuenta cómo ha sido la experiencia!

¡Y muchísimas gracias, queridos lectores por sus visitas diarias!

1 comentario:

  1. Una buena manera de pasarlo bien y a la vez ayudar a los niños a que se conozcan mejor entre ellos. Besos.

    ResponderEliminar

¡Gracias por enriquecer este rinconcito con tu comentario!