SECCIONES

viernes, 9 de agosto de 2013

Cuentos del mundo I - RUSIA

¿Qué sería del mundo sin los cuentos, sin la posibilidad de imaginarnos otro mundo, sentirnos protagonistas de una historia o compartir aventuras con los mágicos personajes?
Iniciamos esta serie de posts con la finalidad de recopilar esos cuentos que viajan por el mundo, que vienen de Oriente, de Occidente, del Norte, del Sur, de América, de Asia, de Australia, y de cualquier rincón de nuestro planeta y así enriquecernos con otras culturas e historias que nos llegan desde lejos.


¡El cuento con el que lo inauguramos está aquí! ¡Aterriza en el blog desde RUSIA!
  ''El anillo del zar''


Había un campesino al que llamaban El escarabajo, que vivía en una lejana aldea de Rusia. Como era muy astuto y un pelín codicioso, para ganar dinero preparó un par de trucos: escondió cosas y luego, cuando la gente andaba desesperada por encontrarlas, él fingía que sabían dónde estaban gracias a sus ''poderes como adivino''.

Su fama creció  tanto, tanto, que llegó hasta los oídos del mismísimo zar, que mandó a llamarlo a palacio. Allí, este le pidió al Escarabajo que descubriera un anillo que había perdido. Si lo encontraba, le daría una buena recompensa, pero, si fallaba, sería castigado.

El Escarabajo, nervioso, pensaba y pensaba qué podía hacer, puesto que no sabía dónde estaba el ansiado anillo. ¡Habían sido unos sirvientes del zar! Estos, al enterarse de la llegada del adivino, se dispusieron a espiarle.

Mientras el campesino adivino contaba los cantos del gallo , pues al tercero vendría el zar a preguntarle, los sirvientes ladronzuelos como decidieron turnarse para el espío, ¡se confundieron al contar!

Por eso, muy asustados y arrepentidos le dieron el anillo al campesino antes de que pudiera pasarle algo grave, el cual pudo fingir ante el zar que había descubierto el paradero del anillo gracias a sus poderes.

Sin embargo, aunque gracias a un gran golpe de suerte logró salir sano y salvo, desde ese entonces decidió olvidar sus mentiras y trabajar honradamente, sin engañar a sus vecinos aldeanos.

3 comentarios:

  1. que chulo... me gusta la idea... estare atenta a esos cuentos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegra muchísimo que te agrade tanto esta nueva idea!

      ¡Muchísimas gracias!
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. La verdad que es una idea estupenda, a los niños les encantarán estos cuentos. ¡Besitos y gracias por compartirlos!

    ResponderEliminar

¡Gracias por enriquecer este rinconcito con tu comentario!