SECCIONES

viernes, 5 de julio de 2013

Revolución gastronómica en el cole

¿Han oído hablar de Jamie Oliver's Food Revolution


Se trata de un programa estadounidense en el que el chef Jamie Oliver trata de revolucionar la cocina, la alimentación  y demás aspectos culinarios de EEUU, movido por las tan negativas estadísticas de obesidad de este país que todos conocemos.
 En él podemos ver el intento de cambiar las costumbres alimenticias en las escuelas, y otros lugares, con el objetivo de crear ciudades más sanas provocando un cambio en la mentalidad de sus habitantes.



Todo un ejercicio de reflexión y toma de consciencia para el espectador, que aunque no deja de ser un reality show (y todo lo que ello conlleva), nos hace pensar en cómo se alimentan nuestros pequeños. ¿Realmente le damos la importancia que se merece a los hábitos saludables de alimentación en los colegios?

Unos centros forman parte de iniciativas para la salud, otros tienen establecidas rutinas de desayuno, así como normas de no bollería/golosinas... pero hay escuelas que todavía no hacen nada, que son pasivas ante los aprendizajes en salud y ante el aumento de la obesidad infantil en nuestro país. ¿Por qué no llevamos a cabo nuestra propia revolución gastronómica en cada escuela? ¿Por qué no le creamos a los pequeños el chip hacia los buenos hábitos alimenticios? ¿Por qué el servicio de comedor de los coles no se utiliza como una potente arma para ello?

Profesores y padres deben actuar en coordinación con los profesionales de comedor para que también desde ahí se les inculquen buenos hábitos a los pequeños, aunque, para ello, primero deben estar bien mentalizados familias y docentes, ser conscientes de lo que transmiten de manera indirecta con sus actos, para que así los más pequeños ''imiten y copien'' eso que ve en el adulto, eso que ve en la escuela y se afianza en el hogar. Unos malos hábitos alimenticios desde la infancia puede ocasionar consecuencias tan negativas que ni las imaginamos. 

La escuela no es solo un lugar de aprendizajes académicos, sino también de aprendizajes para la vida, para la buena vida. Y la alimentación forma parte de ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por enriquecer este rinconcito con tu comentario!