SECCIONES

miércoles, 2 de diciembre de 2015

El Gran Zooilógico y cómo aprovecharlo

El mundo de los cuentos es maravilloso, pero cuando te encuentras con libros como este, ¡madre mía! Es mejor aún. El Zooilógico, de Daniel Montero fue un álbum ilustrado publicado en 2011 en el que nos compartía, desde la más absoluta creatividad y fantasía, un bestiario de animales ilógicos para delicias de nuestra imaginación, destinado a pequeños, jóvenes y adultos. ¡Qué pena que no conocí el cuento hasta hace poco!


Cuál fue además mi sorpresa cuando, el pasado mes de Noviembre, anunció el autor que durante el mes saldría a la venta un nuevo zooilógico (empezando a aparecer en las librerías), ¡pero esta vez a lo grande! No se trata de una simple reedición, sino de una nueva publicación que presenta un formato mayor, ilustraciones inéditas y criaturas insólitas nunca vistas, más ilógicas que nunca, como dice Montero.


Toda esta invención y mezcla de animales me recuerda al gran Rodari y a la preciosa forma de trabajar la creatividad que tenía. Imagínense la cara de sus alumnos si les presentamos a estos seres mitoilógicos para disfrutar de su originalidad, imagínense cómo inmediatamente sus mentes se pondrían a trabajar creando nuevos animales ilógicos. La infancia se caracteriza precisamente por el asombro hacia aquellas cosas que están fuera de lo común, lo extraordinario, lo que les hace volar más allá de lo existente. Las posibilidades son infinitas, y si ponemos en marcha un proyecto con el zooilógico como eje central o de inspiración, ¿qué podemos hacer? 
Ahí van las propuestas:

1. Visualizar en conjunto las ilustraciones del álbum.

2. Identificar qué partes componen cada bestia ilógica (yendo del todo a las partes, de lo más general a lo concreto).

3. Expresar y compartir las emociones que nos suscita cada animal. Algunos nos pueden dar miedo, otros gracia, otros tristeza, otros nos causa sospresa...

4. Describir oral o de forma escrita cada animal, destacando aquello que nos resulta llamativo.

5. Inventar el sonido de cada bestia. Partiendo de su ilustración, ¿será un animal que emite un sonido?, ¿cómo puede sonar? 

6. Darles vida y ponerles voz. 

7. ¿Cómo caminarían? Imaginarlo y practicarlo.

8. Crear nuestro propio zooilógico. Por parejas, imaginamos criaturas absolutamente originales, poniéndoles nombre y describiéndolas detalladamente físicamente. ¡Incluso podemos hablar de su personalidad! Lo que nos dará pistas, probablemente, de cómo se ve  a sí mismo el niño-autor de la nueva bestia o cómo le gustaría ser.

9. Reunir las creaciones y formar un álbum. O un mural gigante para los pasillos del cole.

10. Presentar las creaciones, exponiéndolas al resto de compañeros, ¡incluso yendo a otras clases! 

11.  Inventar una historia con los nuevos personajes.

12. Grabar la historia usando la técnica de animación stop motion. Para ello necesitaremos tener las creaciones en papel o cartulina, no importa si están en 2D, además de un narrador, guionistas, cámaras...


Con todo lo anterior desarrollamos:

-  el pensamiento divergente y la creatividad 

-  la imaginación y la fantasía

-  la lectura y comprensión de textos

-  la expresión oral y escrita, inteligencia lingüística

-  la expresión plástica, inteligencia visual-espacial

- la expresión corporal

- la educación de la mirada, percibiendo detalles

- el sentido estético

- la lógica dentro de lo surrealista

- la conexión entre el mundo real y fantástico

- la inteligencia natural, al estar desgranando y reconstruyendo (metafóricamente) seres vivos de nuestro entorno para formar unos nuevos.

-  la confianza en uno mismo, la sorpresa por descubrir las bestias ilógicas, la ilusión de inventar uno, 

- la capacidad de toma de decisiones

-  la inteligencia interpersonal, habilidades sociales, el sentido de grupo, trabajo cooperativo...

Coger la lógica de los animales y transformarla en ilógica hace que los hemisferios derecho e izquierdo trabajen a la vez. Es un diálogo constante entre ambos, por el surrealismo de la creación y la lógica de su descripción. Sin duda, un proyecto integral que reúne conocimientos de varias áreas y que conecta con los intereses y realidades de los niños. Yo ya tengo el álbum anotado en la lista de cuentos para adquirir. ¿Y tú?

2 comentarios:

  1. Gracias por la recomendación y por la propuesta de actividades. Un salud.

    ResponderEliminar
  2. Una propuesta muy original. Me la apunto. Gracias.

    ResponderEliminar

¡Gracias por enriquecer este rinconcito con tu comentario!