SECCIONES

lunes, 21 de diciembre de 2015

19 libros para regalar a maestros y padres en esta Navidad

En las fechas tan señaladas en las que nos encontramos, hay que regalar palabras. No solo palabras de paz, de armonía, de felicidad y de amor, sino palabras en forma de libro. Tanto yo como cualquier apasionado de ellos sabe que es un momento ideal para regalarlos. Mientras releía la lista de libros que en este año he leído o he querido leer y aún no lo he hecho, se me ocurrió escribirles este post, ya que esa lista estaba llena de libros de temática pedagógica y educativa. Si tienen un profe en su familia o entorno cercano al que desean obsequiar con un detalle, o unos papás curiosos muy involucrados en la educación que reciben sus hijos, les propongo estos 17 libros que seguro sorprenderán y serán muy de su agrado. Los he dividido en tres grupos: los más recientes, de este año; los publicados en años anteriores y, por último, libros sobre las ideas y teorías de personajes históricos en el mundo educativo que tienen muchísima repercusión hoy día y viene estupendo recuperar.




miércoles, 2 de diciembre de 2015

El Gran Zooilógico y cómo aprovecharlo

El mundo de los cuentos es maravilloso, pero cuando te encuentras con libros como este, ¡madre mía! Es mejor aún. El Zooilógico, de Daniel Montero fue un álbum ilustrado publicado en 2011 en el que nos compartía, desde la más absoluta creatividad y fantasía, un bestiario de animales ilógicos para delicias de nuestra imaginación, destinado a pequeños, jóvenes y adultos. ¡Qué pena que no conocí el cuento hasta hace poco!

martes, 24 de noviembre de 2015

Relief Teaching Ideas to the Rescue!

Relief Teaching Ideas, una página que sigo desde hace algún tiempo, ha hecho algo maravilloso: reunir en un pdf (escrito en inglés) un montón de actividades que apenas requieren material y preparación para poner en marcha en clase. Mates, Lengua, Arte, Música, Tecnología.... ¡hay ideas para todas las áreas! 
Todo ha surgido desde un grupo de Facebook en el que se proponía a profes de todo el mundo aportar su granito de arena contando qué juegos y actividades de poca complejidad eran sus favoritas. Un trabajo colaborativo exquisito de 57 páginas donde inspirarte. Y si poquito te suena el Inglés, ¡un motivo más para aprenderlo!
Yo ya he descargado e impreso el mío, e intentaré poco a poco traducir algunas de las actividades más llamativas para hacerlo llegar a más hispanohablantes. Picando en la imagen llegarás al enlace donde descargar el archivo. ¡Que lo disfrutes!


sábado, 21 de noviembre de 2015

Eres buena, lista, importante

Criadas y señoras es una película que, además de tratar el tema racial, tiene un trasfondo emocional si ponemos la mirada en qué relación mantienen las criadas con las hijas de sus señoras, como es el caso de Aibileen y Mae Mobley. Hay una escena muy inspiradora que quiero extrapolar a la profesión docente porque me parece que es el mensaje que, igual o parecido, debemos trasmitir a nuestros niños. Es esta:




Hace unos días, además, circula por las redes sociales la rutina que un profesor de educación especial tiene con sus alumnos. Chris Ulme, cada día invierte los primeros 10 minutos de clase en halagar individualmente a cada uno de sus alumnos dándoles una inyección de confianza extra que les permite creen en ellos mismos y sentirse más seguros. Aquí lo pueden ver:



¿Los resultados de hacer esto y demostrarles ese optimismo, confianza y fe total en ellos? Maravillosos, porque estamos influyendo en su inteligencia emocional, intrapersonal y en el pilar base para ser feliz: su autoestima. De forma realmente sincera y afectiva, los estamos haciendo conscientes de cuán importantes son cada uno de ellos en el mundo y el potencial que tienen para conseguir lo que se propongan y seguir adelante con la cabeza bien alta y pasos firmes. Estamos abriendo un lazo de conexión con ellos porque los percibimos como personas, como humanos que sienten y piensan, más allá de que estemos en nuestro puesto de trabajo. Recuerden que un niño, además, necesita escuchar de su entorno y sus figuras de referencia (las que los quieren, aceptan y guían) mensajes dichos desde el corazón y la transparencia acerca de lo valiosos que son para que ellos mismos lo asimilen mientras avanzan en el desarrollo de su personalidad. Así, cuando lleguen a adultos, tendrán una base sólida sobre la que seguir construyendo su yo, descubriéndose y actuando en la vida.

No cabe la menor duda que poner en práctica esto (si aún no lo haces, o no muy a menudo) es asegurar que la fortaleza interior del niño se construya sólidamente. Seas su profesor, o su cuidador, y más aún su papá o mamá, formas parte del círculo más cercano al niño y estás incluido en la lista de personas en las que se fija para ser y actuar. Lo que le digas lo tomará como verdad. Por tanto, ¿lo usamos para hacer de ellos personas que se quieran, maravillosas e increíbles?

jueves, 22 de octubre de 2015

Tonucci & Bona



Hace muy poquito César Bona y Francesco Tonucci compartieron charla, y aquí está. Escúchenlos a ambos para escudriñar nuestras mentes de profe con los mensajes que nos lanzan, tales como:

La escuela no escucha, son los niños los que tienen que escuchar. 
Se sigue pensando que los niños no tienen nada para aportar.
Perder el tiempo en actividades que no tienen valor.
No viven la tarde como debían vivirla, tienen derecho a jugar.
Los profes deben asumir el papel de intervenir en las lagunas que desde casa tienen.
Hacerles sentir la escuela como algo importante.
El modelo de escuela rural es como deberían ser todas.
Los buenos maestros son todos distintos, los malos son todos iguales.
Que vayan a clase para ser felices. 
Los niños están hechos de ilusión.
Un profe que quiera a sus alumnos y que tenga sentido del humor.


Para analizar, reflexionar y aplicar a nuestra práctica docente. ¡El cambio empieza en tí, profe!

sábado, 26 de septiembre de 2015

Troncos

En pleno centro de Londres, no se quién ni cuándo, alguien tuvo la maravillosa idea de crear este parque formado simplemente por troncos grandes de árboles entrelazados, formando entramados por los que los niños pueden trepar, colgarse, caminar, subir, bajar y lo más importante: jugar

La composición invita totalmente al juego motriz y exploratorio de las capacidades físicas de uno mismo. Ningún niño estaba aburrido, ni quieto. Los había de dos años, acompañados de sus padres que ejercían de apoyo, de cuatro y cinco, animados por sus ansias de autonomía, y de ocho, nueve y de diez, poniendo a prueba su equilibrio y fuerza. Todos, eso sí, mostrando un entusiasmo común enorme por seguir explorando ese entramado de troncos que allí estaba. Una oda a la más pura infancia.

Y ante este regalo para mis ojos y mis vivencias, descubrí otra vez más que el juego más rico se consigue con las cosas más simples.